30/5/15

Mi Buenos Aires querido: Top 10 cosas que hacer (o no...)

En el culo del mundo (como algunos dicen) no se está nada mal. Más bien todo lo contrario. Hay de todo y para  todos. Extrema. monumental, nostálgica, enérgica, exigente y enigmática, Buenos Aires es muchas ciudades en una sola. 

Lo primero: ¿por qué Buenos Aires se llama Buenos Aires? Parece ser que los primeros expedicionarios encontraron  “buenos los aires de Buenos Aires”, y de ahí el nombre.  Hay artículos científicos que argumentan que, al estar situada en una gran planicie abierta donde soplan vientos de todo tipo, se limpia la atmósfera evitando la contaminación. Doy fe de los "aires" de Buenos Aires (BsAs). Así como de su inmensidad y grandiosidad. En la Provincia de Buenos Aires caben más de 38 Comunidades de Madrid


¿Qué se puede hacer en una ciudad tan grande en poco tiempo?

Pues básicamente quedarse con ganas de más. Y volver (siempre volver). Pero por si acaso eso no sucede, esta sería mi lista de los top ten imprescindibles -según el ojo que lo mire, claro está-.

Allá vamos BsAs:
  • Cafecito (o té) acompañado de media luna o alfajor -como un local-.
  • Ferias Artesanles
  • Libros y más libros
  • Buenos Aires, verde que te quiero verde
  • Tango callejero y de barrio
  • Teatro y Ópera
  • Asado, Picada y Empanadas
  • Barrios Porteños
  • Perderse
  • Tigre
Cafecito (o té) acompañado de media luna o alfajor -como un local-.

Los porteños tienen una larga y estrecha relación de amor con el café. La ciudad está salpicada de infinidad de locales que inundan con sus mesitas calles y avenidas. El momento del café es una tradición casi sagrada de encuentro con los demás, o con uno mismo.

Cualquier hora es buena para adentrarse en una cafetería y disfrutar de una buena conversación, la lectura del diario, de un buen libro o, simplemente, observar este ritual que se repite a lo largo del día. Personalmente creo que, cuanto más popular el entorno, más interesante es la experiencia. No obstante,
  • Café Tortoni. Fundado en 1858 y consierado un monumento en sí mismo, penetrar en este templo del café y la literatura es retroceder más de cien años. No se hace difícil imaginarse a celebridades como Jorge Luis Borges,  Federico García Lorca, Julio Cortázar o Carlos Gardel sumidos en sus pensamientos o tribulando con sus amigos. Además de un cafecito o té, en el Café Tortoni se puede disfrutar de una comida o cena con espectáculo y show de tango. Personamente creo que la comida no es su plato fuerte pero, no obstante, merece la pena esperar la larga cola para entrar (especialmente de turistas) y conocer este emblemático local. Dirección: Av. de Mayo 825.
  • Los Angelitos. Hablar de los Angelitos es hacer mención a la esquina de tango y a uno de los cafés notables de Buenos Aires. Ubicado en el barrio de Balvanera, es un lugar tradicional de encuentro de destacadas figuras nacionales de la cultura, la política, el deporte. Dirección: Av. Rivadavia 2100
  • La Giralda: Conocido por su chocolate con churros, es también un bar con mucha historia. En 1930, el español Francisco Garrido instaló en plena calle Corrientes una lechería. Hoy en día, La Giralda, que conserva su mobiliario original,  albergó a muchos participantes de la contracultura porteña de los años '60. Dirección: Av. Corrientes 1453. 
  • La Academia: La Academia nació junto a la construcción del Obelisco. Fue hogar de la clase bohemia porteña, y albergó a los asistentes a los teatros, mitines políticos o cualquiera que tuviera ganas de tomarse una taza de café. Los billares son la banda sonora del establecimiento, que hoy en día es fundamentalmente una atracción turística. Dirección: Av. Callao 368.
  • Las Violetas: Uno de los cafés más tradicionales de Buenos Aires, sus coordenadas respiran tango. Exuda sofisticación europea y la cola para sentarse es considerable. Dirección: Av. Rivadavia 3899. 
  • La Biela: Bar temático orientado al automovilismo que abrió sus puertas en 1850. Se llama así desde 1942, cuando los dueños del lugar comenzaron a notar que su concurrencia estaba conformada principalmente por fanáticos del automovilismo. También en los años '60 la concurrencia cambió, y se llenó de jóvenes artistas explorando el novedoso arte pop. Dirección: Av. Quintana 596. 
  • El Gato Negro: Pequeñito pero matón. Abrir la puerta de El Gato Negro es un regalo para los sentidos, tanto visual como olfativamente. Las estanterías de madera del s. XIX atesoran cientos de frascos de cristal con todo tipo de especias que inundan el salón de un aroma único. Además de ser el mejor local de Buenos Aires para disfrutar de té en hebras, es el lugar adecuado donde conseguir especias exóticas. Fundado en 1928 por un español, hoy también es punto de encuentro para los fanáticos de la literatura. Precio medio de un té: 35 $AR y medialuna 11 $AR Dirección: Av. Corrientes 1669.
  • Bar Británico: Es un tesoro porteño en el barrio de San Telmo. El Bar Británico era un reducto para artistas bohemios y estrafalarios que usaban sus mesas como punto de reunión, de debate y de diversión. Su ambientación y mobiliario resistió al paso del tiempo y se mantiene intacto, como una muestra del Buenos Aires de ayer. Dirección: Defensa 1492

Ferias y Mercados Artesanales

Las ferias de artesanos son la mejor forma de conocer la cultura y costumbres de Buenos Aires, de encontrarse con lo auténtico y original. Es una forma diferente de comprar, a mejor precio que en las grandes superficies o comercios tradicionales.

Las ferias son una invitación a los sentidos y marcan la identidad, costumbres y tradiciones de Buenos Aires. Permiten establecer contacto con los artesanos y los locales. Las hay para todos los gustos:  antigüedades, plata, cuero, o madera. También las hay especializadas en libros, monedas y revistas usadas. Las más populares son:
    • San Telmo. Temprano a la mañana, cada domingo desde 1970, una curiosa ceremonia se repite en el escenario de la Plaza Dorrego: baúles, cajas, hierros, tablas, canastos, se superponen en un repiqueteo que asombra a los noctámbulos que alargan la noche con un café de última hora, y a los madrugadores que comienzan el día. A esa hora, la Feria de Cosas Viejas y Antigüedades de San Pedro Telmo comienza a tomar forma, se construye sobre el adoquinado de la plaza y repite un ritual que se ha convertido en el corazón de un barrio que los domingos late de una manera especial. 
    • Feria Caminito 
    • Feria Mataderos. Ubicada en el barrio homónimo junto al Mercado de Hacienda de Liniers. Vivo ejemplo de la tradición criolla, cuenta con artesanías, comidas típicas, espectáculos de folklore, danza y canto, carreras de sortijas y destrezas gauchescas. En los puestos de este típico mercado porteño, se ofrecen mates, instrumentos musicales, ponchos, mantas y objetos en cuero. 
    • Plaza Francia. Los fines de semana en la Recoleta, aunque en este caso no se trata de artesanía tradicional, ya que se ofrecen trabajos contemporáneos de diversas calidades. Es una de las ferias artesanales mas grandes de Buenos Aires, y tambien una de las mas antiguas. Es el lugar elegido para comprar un suvenir, hay mates argentinos, trabajos en joyeria, prendas hechas en telar, ropa de cuero y mas . Al color de las artesanias, se suma la gracia de los artistas callejeros, que ofrecen espectaculos y son a la gorra. Por las tardes se encienden las luces de los faroles y la zona toma un intimo aire colonial.
    • Feria artesanal de la Plaza Manuel Belgrano. No es una de las más conocidas o renombradas, pero como es la del barrio donde he vivido... pues la tengo mucho cariño. Se ubica en pleno centro del barrio de Belgrano. Funciona todos los sábados, domingos y feriados desde las 10:00 hasta las 22:00hs y se suspende por lluvia. Conformada por 143 puestos en los que se pueden encontrar los más diversos artículos artesanales: bijouterie, carteras de cuero, accesorios en madera y cerámica, sahumerios, muñecos infantiles de tela, prendas hechas en telar, objetos realizados con llaves y monedas en desuso, mates, entre otros.

    Libros y más libros 
    Argentina es cuna literaria de grandes plumas. Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, Ernesto Sábato, Alfonsina Storni, José Hernández, se inspiraron en las calles de Buenos Aires para sus relatos, novelas o poesías. Y en agradecimiento, la capital porteña exhibe orgullosa cientos de librerías esparcidas por todos los barrios de la ciudad.

    Buenos Aires es prolífica en lectores y en templos de la lectura. Su Feria del Libro es una buen exponente del afán lector de los argentinos. Sería imperdonable visitar BsAs y no adquirir algún libro de autores argentinos y sentarse en un café, o librería, a disfrutarlo. O hacer un recorrido por algunos de los lugares más emblemáticos de la literatura local.

    ¿Dónde se pueden comprar libros en Buenos Aires?  En cada barrio podemos encontrar diversas librerías pero, como todo, podemos encontrar zonas donde la actividad está más concentrada. Algunas recomendaciones son:
    • Librerías de la Avenida Corrientes. Junto a decenas de pequeñas y grandes salas de teatro, la avenida Corrientes ofrece una intensa propuesta literaria. Además de los últimas novedades, hay varios locales donde se encuentran ofertas muy interesantes de libros y revistas de todo tipo de temáticas.
    • Librerías de la Avenida de Mayo. Son 7 calles donde predominan las librerías de antiguo o viejo. Algunas de ellas se especializan en volúmenes raros, primeras ediciones, libros antiguos o agotados y hasta manuscritos. Un lugar céntrico para practicar la arqueología literaria.
    • Librerías en la calle Florida. Esta calle no es muy extensa pero tiene varias librerías interesantes para visitar entre las numeraciones 200 y 700. Destacan El Ateneo y Cúspide.
    • Librería El Ateneo Gran Splendid.  Dicen que es la segunda librería más bonita del mundo.  Cada día pasan cientos de curiosos y ávidos lectores que no dejan de maravillarse con el espectáculo que los rodea. Eregida sobre el antiguo cine teatro Grand Splendid en el Barrio de Recoleta, conserva su antiguo esplendor y elegancia, con la cúpula decorada con frescos, las barandas originales y la decoración intacta. En el antiguo escenario funciona un bar que invita a sentarse libro en mano. También se pueden aprovechar los sillones que están a ambos lados de la sala principal o bien ubicarse en los exclusivos palcos que funcionan como pequeñas salas de lectura. Dirección Avenida Santa Fe 1860. Horarios:
      L-J: 9.00 a 22.00hs / V-S 9.00 a 24.00 / D: 12.00 a 22.00 

    • Librería El Banquete de los Libros. El Banquete es lo opuesto a El Ateneo Gran Spendid. Situada en el barrio de Belgrano, El Banquete es un local pequeñito e íntimo en el que se pueden encontrar muchas joyas entre sus estanterías. Es la meca del libro de segunda mano, condición que se refleja en sus precios. Tiene muy buena oferta de literatuta de autores argentinos y latinoamericanos, pero también se pueden encontrar manuales de psicología, libros infantiles, novela policíaca y romántica. En fin, un poco de todo con el encanto y el olor de un libro leído y vivido. Tienen sistema de canje. Si devuelves el libro que has comprado te dan un cheque con el 50% de su valor que puedes utilizar para adquirir otro. !Una idea que me parece genial! Dirección; La Pampa 2508 (Belgrano).




    No hay comentarios:

    Publicar un comentario